RICARDO ZAMORANO POR MANUEL DE COS.

El pasado martes 8 de abril falleció el gran pintor y grabador Ricardo Zamorano, víctima de la infausta epidemia que nos asola, todo un símbolo de una generación para la que la expresión artística y la lucha política nunca fueron contradictorias. No murió en el olvido absoluto pero no gracias a las altas esferas de la cultura de este país sino al reconocimiento y buen hacer de su pueblo, Villa del Río (Córdoba) y de algunos de sus camaradas de toda la vida. La historia nos retratará a todos, es solo cuestión de tiempo…   

Y es que de retratos va esta nota. Y de historia, que tiene significativas y estremecedoras ironías. El 17 de este mes (abril, siempre el mes mas cruel) hubiera cumplido los cien años otro de los grandes de aquella generación, Manuel de Cos Borbolla. Manolo, que nunca se quiso considerar a sí mismo como fotógrafo, pero que si lo fue porque nos dejó el acervo testimonial mas impresionante de este país atribulado y luchador(más de 60 000 negativos). Manolo, que fue tantas cosas, enlace de la guerrilla antifranquista en su Cantabria natal (los de Cos fueron toda una saga heroica, imborrable en nuestra memoria), represaliado, ecologista (antes de que existiera el ecologismo), el descubridor de la cueva prehistórica de Chufin y el memorialista de toda una era, desde los 40 a la actualidad. También murió semiolvidado, como decía Pepe Hierro, solo arropado por sus camaradas de toda la vida…   

Y hoy, el buen hacer de Francisco José González Navarrete nos trae el rescate de estas instantáneas, tomadas por Manolo en la antigua sede del Club de Amigos de la UNESCO de Madrid (CAUM) de Tirso de Molina 8, en la inauguración de la exposición de Estampa Popular el 11 de enero de 1972…   

Honor y memoria para nuestros compañeros.

caum